De los sentimientos de la persona con cáncer

Algunas personas con cáncer desarrollan el sentimiento de que se merecen lo que están pasando; a otros les preocupa ser una carga para los familiares. Cuando la persona siente que ha causado su enfermedad es conveniente desmentirlo, se debe procurar que la persona con cáncer sienta que quienes le acompañan la cuidan porque es parte de la familia. Si la persona ha desatendido las indicaciones médicas y esto ha agravado la enfermedad, entonces es conveniente plantearle que no es momento de recriminarse, sino de buscar estrategias para mejorar.

La culpa puede sobrevenir también porque la persona quiere seguir atendiendo las necesidades de otros como solía hacerlo y ahora no puede dedicar el mismo tiempo para ello. En este caso, conversa con tu familiar o amigo con cáncer y sugiérele que para poder dar apoyo a otros, primero hay que apoyarse a sí mismo.

Cuando la persona con cáncer se deprime

La depresión es una enfermedad que resalta porque la persona que la padece tiene un estado de ánimo cercano a la tristeza. Este estado de ánimo está acompañado con otras conductas, como son la falta de apetito, deseo de dormir durante muchas horas, la pérdida del cuidado de la apariencia, apatía con respecto al aseo personal, opiniones negativas sobre su persona y desinterés con los compromisos laborales y académicos.

Recomendaciones

  • Mantente alerta ante cambios como la pérdida del apetito, la falta de aseo personal y largos períodos de sueño..

  • Fomenta visitas de personas que sean importantes para tu amigo o familiar.

  • Preséntale la comida en diferentes ocasiones y no digas “cuando le dé hambre la comerá”, porque tal vez no pase por decisión propia.

  • Puedes pedir orientación de un psicólogo o un psiquiatra en este tipo de situaciones.

Expresión de sentimientos

El cáncer es una enfermedad que no sólo está alterando físicamente a un miembro de su familia sino también afecta la forma en cómo se siente, piensa y hace las cosas que siempre ha realizado.

Sugerencias

  • No obligues a la persona a hablar si no desea hacerlo.

  • Describe las soluciones que encuentras para resolver los problemas.

  • Si habla contigo, procura no juzgar el miedo de la persona.

  • Pídele que te hable de metas a conseguir.

  • Dile que el sentir miedo es normal pero que hay que dar soluciones a los problemas pese a eso.

Es importante que sepas también que una complicación posible en las personas con cáncer es la falta de deseo de comer y en consecuencia, los efectos secundarios de los tratamientos (náuseas o irritación de áreas cercanas a la boca por la radioterapia) pueden provocar aprehensión del paciente en algunos casos. En otras oportunidades, la falta de deseo de comer es producto de alguna depresión y al ser tratada debe desaparecer como síntoma.

Organízate para ayudar a tu familiar o amigo con cáncer:

  • Anota las citas médicas en una agenda.

  • Haz un listado de los medicamentos y sitios a los que debe dirigirse para encontrarlos.

  • Pregunta a la persona qué teme o espera de los tratamientos, para lograr que sus dudas sean aclaradas con el médico.

  • Dependiendo de las recomendaciones médicas, haz planes con la persona bajo tratamiento de la reincorporación a su vida cotidiana.

  • Elabora planes para la búsqueda de ayudas económicas para la persona con cáncer. No asumas que lo solucionarás tú mismo, puede ser que necesites ayuda de otros.