Cómo prepararse para los tratamientos

Una buena forma de ayudarte a que lleves el tratamiento es llenar un bolso con todas aquellas cosas que puedan servirte a la hora de que te encuentres en el sitio donde te aplicarán la terapia, como aquellos efectos personales que te darán comodidad durante el tiempo que dure el tratamiento. Aquí algunas sugerencias.

  1. Es importante que te mantengas hidratado. Entonces no olvides tu botella con agua.

  2. En caso de que te dirijas a tu sesión de quimioterapia, no olvides llevar algo salado como galletas para combatir el sabor metálico que puede causar la aplicación de este tipo de tratamiento.

  3. Evita ponerte ese día ropa apretada. Utiliza ropa suave de algodón y no uses almidón en la ropa.

  4. Evita llevar exceso de prendas o accesorios de los cuales tengas que estar al pendiente.

  5. Es conveniente que lleves un abrigo y medias ya que las salas de los tratamientos para quimioterapia son a menudo frías y también las antesalas mientras esperas a que te llamen para la radioterapia.

  6. Lleva cosas como manteca de cacao para los labios y brillo labial.

  7. Una almohada pequeña te servirá para la aplicación de la quimioterapia o para que descanses de camino a casa después de concluir tu sesión de radioterapia.

  8. Lleva libros, crucigramas o pasatiempos para el tiempo de espera.

  9. Recuerda de llevar zapatos cómodos y fáciles de colocar o quitar.

  10. Nunca vayas a los tratamientos en ayunas, toma antes de salir y con tiempo una comida ligera, que te permita que el estómago no se estrague.

  11. Recuerda que es recomendable llevar una persona cercana como un familiar y/o amigo, no dudes en que será de gran ayuda. Por lo tanto comunícale con antelación la fecha, para que lo tenga presente y lo coloque en su agenda. ¡Reserva la fecha!