Alteración del olor o del sabor

La quimioterapia, la radioterapia o la enfermedad en sí, pueden causar alteración del olor y del sabor.

  • Experimente con alimentos y bebidas que usted no está acostumbrado a ingerir.

  • Enjuague la boca con agua antes de las comidas.

  • Permita que otras personas preparen las comidas.

  • Mantenga los dientes cepillados y procure beber bastante líquido durante el día, en intervalos pequeños, para mejorar la percepción del sabor.

  • Prefiera alimentos que tengan buena apariencia y buen olor para usted, de preferencia fríos (frutas, gelatinas, muses, yogures, batidos y pudines) o a temperatura ambiente.

  • Procure marinar las carnes para que tengan mejor sabor. Use salsa agridulce en las preparaciones si lo desea.

  • Utilice hiervas aromáticas en su comida: cebolla, ajo, cebollín, cilantro, orégano, albahaca, tomillo, nuez moscada, así como limón, frutas cítricas, vinagre y encurtidos (en caso de no presentar heridas en la boca).

  • Disuelva caramelos de limón, menta o chicles sin azúcar para ayudar a evitar el sabor desagradable que permanece en la boca después de la alimentación.

  • Procure utilizar utensilios de plástico, en caso de tener un sabor metálico en la boca.

  • Si el agua tuviese un gusto amargo, procure colocarla dentro de una jarra con ramas de menta o cáscaras de naranja. El agua tendrá un sabor más agradable y refrescante; o pruebe las aguas saborizadas.

  • Esté preparado para que ocurran alteraciones con el sabor y el olor. Habrá días en que usted no va a querer su comida favorita porque el sabor está alterado. Otras veces, estará apto para comer un alimento que no toleraba el día anterior.