Cuidados nutricionales después del tratamiento

Muchos efectos colaterales desaparecen después de terminar los tratamientos. Sin embargo, algunos pueden persistir por algún tiempo más.

Cuando usted comience a sentirse bien y a alimentarse mejor, pueden surgir algunas preguntas sobre cuál dieta es la más saludable para seguir a partir de este momento.

  • Procure comtriados de todos los grupos de alimentos.

  • Intente comer 5 porciones de fruta por día, incluyendo las cítricas, y 2 de vegetales, incluyendo los verdes oscuros, los amarillos y anaranjados.

  • Haga una buena ingestión de alimentos con fibras (panes y cereales integrales).

  • Compre frutas y vegetales diferentes, alimentos con bajo contenido en grasa o granos cada vez que usted vaya al mercado.

  • Evite los alimentos fritos, empanados, milanesas y a la parmesana. Procure hacerlos a la parrilla, asados, al horno o al vapor.

  • Evite consumir con frecuencia carnes rojas, de cerdo y alimentos grasosos.

  • Si va a consumir bebidas alcohólicas, hágalo solo ocasionalmente y en pequeñas cantidades.

  • Si está por encima del peso adecuado, procure seguir una orientación dietética personalizada y practicar una actividad física que le guste y sea permitida por el médico.